Programas

El Banco de Alimentos de Casa de Dios provee de alimentos no perecederos y ayuda a personas, familias, proyectos e instituciones evaluadas con extrema necesidad.

Fundaciones

Apoyo mensual a más de 1,500 personas, dirigido a instituciones de niños, ancianos, mujeres víctimas de violencia, personas en rehabilitación y migrantes.

Familias-viudas de Casa de Dios y comunidades

Asistencia a familias en extrema necesidad de Casa de Dios. Ayuda mensual a viudas con actividades especiales y soporte a comunidades del Proyecto 1K.

Nuestro pan diario

Iniciativa de una cocina móvil que lleva tiempos de comida a las áreas más afectadas de la Ciudad de Guatemala a causa de emergencias como la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Otros proyectos

Colaboración en albergues para personas en riesgo de calle, jornadas médicas, clínicas móviles, privados de libertad, damnificados en catástrofes y cobijas de amor.

Justo es compartir

[vc_liquid_button href=”https://www.youtube.com/watch?v=H3rJQQ8fEpE” width=”100″ color_1=”#ffffff” color_2=”#0055b7″ color_3=”#009ae8″ text_color=”#ffffff” action=”lightbox”]►[/vc_liquid_button]

Corazones agradecidos

Estas son las historias y testimonios de los beneficiados de Banco de Alimentos de Casa de Dios.

Regalos del cielo

Agradezco a Dios, a Banco de Alimentos de Casa de Dios, a mi red y al discipulado. Estamos muy agradecidos por los víveres que fueron de gran ayuda para nuestra familia, porque mi esposo no está trabajando y no teníamos ningún ingreso en casa.

Elizabeth Rodríguez, líder de la red familiar Gándara-Dubón de Casa de Dios.

Cuando damos de corazón Dios nos recompensa

La semana pasada de mi despensa le di la mitad a una persona bien necesitada y ahora Dios me devuelve el doble a través del Banco de Alimentos de Casa de Dios. Qué bendición poder ayudar a los demás y que Dios nos recompense.

 Aurora Diéguez San José asiste a un grupo de la red familiar Gándara Dubón de Casa de Dios.

Regalos del cielo

Agradezco a Dios, a Banco de Alimentos de Casa de Dios, a mi red y al discipulado. Estamos muy agradecidos por los víveres que fueron de gran ayuda para nuestra familia, porque mi esposo no está trabajando y no teníamos ningún ingreso en casa.

Elizabeth Rodríguez, líder de la red familiar Gándara-Dubón de Casa de Dios.

Se parte del cambio

Mueve tu corazón y ayuda al más necesitado con alimentos no perecederos.

en_USEnglish